peces tropicales de pecera

peces tropicales de acuario

indice

  1. eleccion de peces
  2. la decoracion del acuario
  3. el filtrado de agua
  4. instalacion del acuario
  5. el orden de armado
  6. procedimiento para ingresar los peces al acuario
  7. ver lista de peces

En el armado de un acuario comunitario plantado, podemos decir que existe una triple corona deseada por todo aficionado:

mantener estable la población de peces, mantener estable la población de plantas y lograr que los peces se reproduzcan en ese hábitat. Lograrlo y mantenerlo perdurable en el tiempo, supone haber obtenido un excelente balance entre cada elemento integrante del acuario como peces, plantas, sustrato, elementos decorativos, piedras, maderas, filtros, etc.

Si bien para armar un acuario hay muchos factores a considerar conjuntamente, no hay una única fórmula estricta con pasos a seguir. Claro que es de vital importancia mencionar cada uno de esos factores a evaluar. Ésta explicación, no intenta ser más que una guía de referencia, especialmente para aquellos que recién ingresan en el mundo de la acuariofilia.

Elección de peces

Simplemente decida cuáles son los peces de su agrado. Luego, deberá tener en cuenta las características de cada uno de ellos. Si hay incompatibilidades, seguramente verá cuál es la combinación ideal, entre los peces deseados que se adapten a la convivencia entre ellos y que necesiten características similares de agua. Corresponderá considerar factores del agua como el pH, la dureza (dH) y la temperatura. Los hábitos alimenticios también cuentan.

La decoración del acuario.

Dependerá totalmente de las necesidades de los peces. Por ejemplo, si elige peces de agua salobre (habitan encuentros entre agua de río y mar), deberá incluir sal marina y alguna roca Toba para endurecer el agua. Esto trae como consecuencia una reducción de posibles plantas para este acuario. Unas pocas se desarrollarán bien en esas condiciones.

Los peces oriundos de lagos africanos ( Cíclidos Africanos ) devastan las plantaciones, por lo que solo podrá decorar con rocas. Considere también la iluminación, generalmente más horas diarias en acuarios plantados.

El filtrado del agua

Algunos peces necesitan niveles de oxígeno muy elevados, por lo que requerirán aireador y filtro obligatoriamente. Pero en algunos casos, quienes deciden plantar el acuario y dedicar recursos al crecimiento de las plantas, prefieren tener menos peces pero evitar filtros o aireadores. Eso evita la pérdida de dióxido de carbono, tan importante para los procesos vitales de las plantas. Tamaño del acuario

Si bien es cierto que cuanto más grande mejor, hay limitaciones importantes a destacar. NUNCA es conveniente que la altura de la pecera supere los 60 cm. Trae variedad de problemas. La primera es la presión ejercida por el agua. Algunos peces pueden experimentar problemas. Segundo inconveniente, la presión elevada impondrá la necesidad de utilizar vidrios de más de 1 cm de espesor. Será excesivamente pesado. En tercer lugar, limpiar y manipular elementos del fondo de la pecera será demasiado incómodo.

Para no superpoblar y tener problemas de oxígeno y filtrado del agua, podemos establecer como regla general que por cada cm. de pez se requieren 1,5 litros de agua. Pero asesórese, ya que algunos peces como los Discos necesitan mucho más, especialmente si quiere reproducirlos. Tenga presente que cuanto mayor sea el área de la superficie del acuario, más intercambio de oxígeno hay entre el aire y el agua. Mayor área, más oxígeno tendrá el acuario.

Instalación del acuario

Sabiendo que debemos evaluar los puntos anteriormente descriptos, ahora viene la parte interesante. Cómo proceder a la hora de armar el acuario. La instalación de los elementos que conforman un acuario. Comencemos con la ubicación del acuario en su hogar. Busque un lugar tranquilo, lejos de ventanas y corrientes de aire. Evite siempre que el acuario reciba directamente los rayos del sol. Éstos generarían una cantidad de algas colosal. Si está próximo a un grifo, mejor. Una recomendación válida, es que mueva el acuario (siempre vacío) entre dos personas. No es cuestión de fuerza, sino de seguridad. Asegúrese de ubicarlo en una superficie nivelada y mullida, como una placa de telgopor o polifan. Evitará rajaduras.

Absolutamente todo aquello que vaya al acuario debe ser lavado con agua SIN jabón ni ningún tipo de producto limpiador. Primero limpiaremos los vidrios del acuario, ya que suelen acumular polvo en el comercio en donde lo adquirimos. Es conveniente comprar esponjas y trapos que utilizaremos para mantenimiento de nuestra pecera únicamente. Limpiaremos las placas de filtrado biológico y otros elementos como picos difusores, mangueras, etc. Para conocer como proceder con rocas y troncos haz clic aquí. La grava deberá ser pasada por agua hirviendo un par de veces. Más tarde, enjuágala con agua a temperatura ambiente en un colador. De ahí directo al acuario, sobre las placas de filtrado.

Un método eficaz de planear la ubicación de los elementos en el acuario, es generando un croquis. Mida tamaños de filtros y demás elementos. Piense y luego dibuje la distribución de rocas, troncos y plantas. Haga una lista que contenga todo lo que debe ubicar en la pecera. Ubique el calefactor en una zona que tenga buena circulación de agua. Lo ideal, es colocarlo con ventosas en la pared de fondo, en posición oblicua. Coloque un termómetro en el extremo opuesto al calefactor, aunque personalmente recomiendo poner uno en cada esquina del acuario, para asegurarse que la temperatura sea homogénea.

El orden correcto de armado sería: